Atenea, una diosa muy humana con secretos ocultos.

atenea
Prácticamente todas las personas que tienen un mínimo conocimiento de historia universal conocen a algunos dioses griegos, los dioses del Olimpo, y concretamente a la diosa Atenea, también conocida como Minerva en Roma. Hoy vamos a realizar un estudio más minucioso sobre su mito sobre sus secretos.
Atenea fue una de las diosas que más interfirió en la vida de los hombres mortales. Nació de la cabeza del dios Zeus, ya adulta y armada, dando un alarido que estremeció al mundo entero. Por la particularidad de su nacimiento, era honrada como diosa de la fecundidad y la victoria.

Atenea llegó a ser, básicamente, la protectora de la civilización y por ello, diosa de la paz, de la salud y de las curaciones y también de la guerra, pero con una connotación  ya que ella representa el modo de luchar con sabiduría e ingenio. Dicho de otro modo, a Atenea no le gusta la violencia de la guerra; pero no desdeña la lucha y prefiere defender las leyes y la justicia por procedimientos racionales, pacíficos, aunque sin excluir el recurso a la fuerza racional y controlada. Por eso, Atenea marchaba al frente de los ejércitos y bendecía a los guerreros, acogiendo bajo su protección a los héroes como Perseo, Heracles, Odiseo, Aquiles, Menelao, Diomedes y Agamenón.

También luchó contra otros dioses como fue en el caso contra Poseidon. Los atenienses levantaron una próspera ciudad y deseaban que algún dios los protegiera. Poseidón y Atenea querían ese honor y lucharon por él. Los atenienses sugirieron entonces para dirimir la disputa que la ciudad sería para aquel de los dos que les ofreciera el mejor obsequio. Poseidón clavó su tridente en una roca de la Acrópolis de la que brotó un manantial de agua salada que estuvo a punto de inundar la ciudad. Los atenienses protestaron diciendo que el agua estropearía sus ricas tierras de labranza y pidieron a Atenea que les ofreciera un regalo más práctico. Atenea golpeó la roca con su lanza y de inmediato brotó un olivo. Los atenienses vieron que de sus frutos obtendrían aceite para cocinar, para iluminar y para hacer perfumes, y pusieron su ciudad bajo la protección de la diosa. 

                          

A Atenea se le representa como una mujer de aspecto fornido vestida con la túnica femenina denominada “peplo”, fina y de muchos pliegues, con un conjunto de armas: 

- El casco.
- La “égida”: coraza hecha de la piel de la cabra Amaltea con pequeñas serpientes por su borde.
- El escudo con la representación de la cabeza de la Gorgona Medusa.
- La lanza
La serpiente: simboliza la sabiduría intuitiva, la agudeza de la inteligencia y la vigilancia protectora. 
- El ave: simboliza la elevación y, si en particular se utiliza la lechuza, se alude a la sabiduría racional y a la perpetua vigilancia.
- El olivo: símbolo de la paz y de la civilización.

Y también aparece otro símbolo muy poco señalado. En la famosa estatua de oro que presidía el Partenón de Atenas, y que se perdió en las diversas vicisitudes que tuvo este edificio a lo largo de la historia, podemos ver en su mano derecha una pequeña estatua alada. Se trata de la diosa de la victoria, Niké. También conocida como la "Victoria de Samotracia" cuya imagen podemos contemplar imponente presidiendo entrada del museo del Louvre en París.
Cuenta la leyenda que quien estuviera acompañado por la diosa de la victoria jamás perdería una batalla. 
No se conoce un solo caso de un protector de la diosa Atenea que conociera la derrota. ¿Será por diosa de la victoria? Quién sabe.... Lo que sí sabemos es que Atenea esconde muchos secretos ocultos  que están muy relacionados con la humanidad y el pensamiento occidental, y que iremos desvelando poco a poco en este blog. Espero que lo sigáis con entusiasmo.

victoria samotracia


1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...